viernes, 18 de mayo de 2012

Frontal de altar de Mosoll

El frontal de altar de la iglesia de Santa María de Mosoll está considerado como una de las piezas más importantes del fondo del Museo de Arte de Cataluña, tanto por el amplio repertorio que ofrece como por la gran vistosidad de los colores con que fue pintado.


Pintado al temple, se divide en cuatro parte mediante una franjas en cruz ornamentadas con relieve de estuco, al igual que las decoración del marco y de las arcuaciones que forman un triple pórtico en cada compartimento.


En los tres primeros aparecen los Reyes a caballo guiados por la estrella. Sigue la Virgen entronizada con el Niño sobre su rodilla izquierda. A su lado, San José sentado en un escabel y apoyado en su bastón, completan la Epifanía. En el último arco podemos ver la escena de la Visitación.


En el pórtico de la zona inferior, dentro de cada arco, el Ángel y la Virgen en la Anunciación y San José que más bien parece formar parte de la siguiente escena de la Presentación en el Templo, con la Virgen mostrando al Niño al viejo Simeón. En último lugar un grupo de personajes formado por Jesús y tres figuras nimbadas en el momento de la Dormición de la Virgen.


La iglesia de Santa María de Mosoll fue reconstruida tras su saqueo e incendio en 1198 por parte de las tropas cátaras de Raimundo Roger I, conde de Foix y el vizconde de Castellbó. El frontal, al igual que la decoración del templo de la que se conservan restos en el ábside, sería pintado con posterioridad, en el primer tercio del siglo XIII.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada