sábado, 22 de septiembre de 2012

Un rincón de Toledo (Mariano Barbasán)


En este lienzo Barbasán reproduce un pequeño espacio de Toledo, ciudad que siempre le agradó y que visitaba en pequeñas escapadas durante su residencia en Madrid. Se trata de un rincón al que se llega por una calle empinada y empedrada. Son dos edificios que se juntan en esquina; el frontal muestra detalles de mayor riqueza, la puerta orlada con columnas con capiteles decorados que soportan un pequeño alero de canecillos volados en piedra, y en el piso noble un gran ventanal con vidrieras. La casa colindante ofrece un aspecto más humilde; destaca en su fachada un pequeño altarcillo devocional que cobija una imagen de Cristo crucificado. De pincelada rápida y abocetada, destaca por sus colores parduzcos que otorgan al paisaje un aire romántico.



No hay comentarios:

Publicar un comentario