viernes, 26 de octubre de 2012

Les Enfants Habert de Montmor (Philippe de Champaigne)

Philippe de Champaigne fue un pintor belga nacido en Bruselas en 1602 en el seno de una familia pobre. En 1621 se trasladó a París, donde trabajó con Nicolás Poussin en la decoración del Palacio de Luxemburgo bajo la dirección de Nicolás Duchesne. La popularidad que alcanzó Champaigne en la corte francesa le enemistó con aquél, por lo que decidió volver a Bruselas a vivir con su hermano. Tras la muerte de Duchesne, regresó a París y se casó con su hija; trabajó para la Reina Madre, María de Médicis, y para el cardenal Richelieu. Fue miembro fundador de la Academia de pintura y de escultura en 1648.

 
Champaigne está considerado como un pintor excepcional por la brillantez de sus colores, el azul lo plasma de forma casi sobrenatural, y por el rigor de sus composiciones. Su obra es muy numerosa, fundamentalmente de tipo religioso y retratos. Uno de estos retratos es el de “Les Enfants Habert de Montmor” que se conserva en el Museo de Bellas Artes de la ciudad francesa de Reims y donde podemos ver a los siete hijos de Henri-Louis Habert.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada