viernes, 11 de enero de 2013

Tablas del Retablo de la Madre de Dios (Montañana –Huesca-)


Estas dos tablas formaban parte del que fuera retablo mayor de la iglesia parroquial de la localidad oscense de Montañana. Una persona de apellido Fontana las adquirió, donándolas en 1976 al Museo de Arte de Cataluña. Se trata de dos pinturas sobre madera de 126 x 65 cm, que representan el Nacimiento de la Virgen  y la Natividad.
Se atribuyen al taller de Pedro García de Benabarre, que estuvo activo en Barcelona hacia 1455, y en Barbastro desde 1460, lo que las data con posterioridad a esta fecha.
 

A pesar de su apariencia simplicista, hay que admirar la soltura con que se resuelve el marco espacial donde se desenvuelve la escena del Nacimiento de la Virgen, la más interesante de las dos tablas, dentro de la simplicidad que suponía la aplicación rígida de la perspectiva formal. El pintor ha buscado también la variedad en los distintos atuendos que llevan cada una de las mujeres, ofreciéndonos un muestrario de soluciones y vestidos. Lo mismo es aplicable a los distintos objetos que, en manos de las sirvientas, sirven para llevar la comida a Santa Ana, constituida por tres huevos, un ave que podría ser una perdiz, y un plato de sopa caliente, algo que se deduce por que la criada lo transporta en un soportaplatos. Otra sirviente lleva una jarra de pico, pieza distinguida de la vajilla de la época. Por último, un brasero con ruedas sirve a la criada para calentar los pañales.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada