domingo, 3 de febrero de 2013

María de Teresa de Madrazo y de Madrazo (Luis de Madrazo)


Luis de Madrazo pintó varios retratos de su única hija. Este en concreto es el tercero, cuando María Teresa debía de tener 9 o 10 años. Vestida totalmente de negro, está sentada en una silla de brazos en un invernadero acompañada de un perro negro. La niña podría ir de luto por el fallecimiento de Mariano Fortuny a finales de 1874, o por el de Eugenia, mujer de su tío Raimundo en 1875. Se trata de una obra pintada a modo de “tableautin” que recuerda, por el preciosismo, el retrato que Raimundo pinta en Granada de María Luisa Fortuny. La ambientación de la estancia permite suponer que se tratase de la Serre de Ramón de Errazu de París, donde trabajaba Raimundo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada