sábado, 2 de febrero de 2013

San Luis Gonzága meditando ante un crucifijo (Francisco de Goya)


Goya pintó este cuadro hacia 1798 para uno de los altares de la Iglesia de las Salesas Nuevas de Madrid, orden devota del Sagrado Corazón de Jesús. San Luis Gonzága, persona de noble linaje, ingresó a los 18 años en la Compañía de Jesús, practicó un exacerbado ascetismo hasta su fallecimiento a los 24 años víctima de una epidemia. Fue canonizado en 1726 por Benedicto XIII.
El cuadro todavía refleja los elementos propios de Barroco: paños de pureza con el que sujeta el crucifijo y el motivo de Vanitas; el pintor utiliza una técnica pictórica en la línea neoclásica que se ve plasmada por un fino modelado de la figura del Santo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada