martes, 19 de marzo de 2013

Tabla de la Dormición de la Virgen del Retablo de la Resurrección (Jaime Serra)




La tabla de la Dormición ocupaba la calle central del retablo, bajo la Coronación de la Virgen. Esta iconografía, aceptada desde antiguo por la Iglesia, recoge el relato tradicional según el cual María habría muerto en la cama en su casa de Jerusalén acompañada por los apóstoles para despedirse de ella.


Serra representa el tema según el modelo que propone el arte bizantino difundido a través de mosaicos, marfiles y miniaturas. La Virgen se muestra acostada en su lecho de muerte con los ojos cerrados y las manos cruzadas; tras ella, un gran número de personajes encabezados por la figura juvenil de Jesucristo que, escoltado por ángeles, se aproxima a la cama para recoger el alma de su Madre en forma de niña vestida con túnica blanca que sale de su boca.


Se observa una técnica muy habitual que consiste en una preparación oscura y modelado de formas por la superposición de claros que culminan con blanco puro en las carnaciones y ocre claro en el pelo y velos, siendo una gama cromática que presenta muy pocas variaciones.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada