jueves, 21 de marzo de 2013

Tabla del Descenso de Cristo a los Infiernos del Retablo de la Resurrección (Jaime Serra)



Esta tabla, la última de las que se conservan del retablo encargado por fray Martín de Alpartir para la Sala Capitular del Monasterio del Santo Sepulcro de Zaragoza, estaba situada en el piso inferior de la calle lateral derecha, debajo de la Dormición de María.


La iconografía está basada en los evangelios apócrifos de la Pasión y Resurrección, aludiendo al testimonio de los hijos de Simeón que afirman haber resucitado con Jesús y describen la entrada gloriosa a los infiernos.
 

Siguiendo la tradición bizantina, Serra representa el infierno en forma de boca del dragón Leviatán con las fauces abiertas, tal y como se popularizó en el arte europeo occidental desde el siglo XIV. Destaca el grupo de patriarcas y profetas que son salvados del infierno por Cristo, que está acompañado de un grupo de ángeles. Los demonios impiden su salida, mientras el Salvador da la mano a Adán y Eva; tras ellos están Juan el Bautista, Abel, David y Salomón, todos ataviados con sencillas túnicas y nimbos poligonales.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada