martes, 5 de noviembre de 2013

El traslado del cuerpo de San Marcos (Jacobo Comín “Tintoretto”)


En este cuadro Tintoretto recrea el momento en el que dos mercaderes venecianos proceden a trasladar el cuerpo del Santo a Venecia. San Marcos fue nombrado por san Pedro obispo de Alejandría, trasladándose a predicar a tierras egipcias donde el pueblo le tomó por hechicero, siendo objeto de un masivo linchamiento a la vez que arrastraban su cuerpo por las calles de la ciudad; medio muerto fue arrojado a un calabozo para proceder al mismo martirio al día siguiente, falleciendo al no poder aguantar el sufrimiento. Sus seguidores cristianos decidieron robar el cuerpo del santo del lugar donde fue arrojado enterrándolo en la iglesia por él fundada. En el año 828 dos mercaderes venecianos -Bonus de Malamocco y Rusticus de Torcello- llegaron a la ciudad egipcia y recibieron la noticia de que la iglesia iba a ser derribada para aprovechar sus piedras en la construcción de un palacio para el emir. Los mercaderes no dudaron en trasladar el cuerpo del santo a Venecia y para ello invocaron la ayuda divina. En el momento en que se producía el traslado de la reliquia se desató una tempestad que obligó a todos los habitantes a refugiarse en sus casas, momento que aprovecharon los venecianos para llevar el cuerpo, perfectamente conservado a pesar del tiempo transcurrido, a su embarcación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada