domingo, 3 de mayo de 2015

Tapiz con la Virgen, el Niño y un ángel.


Tapiz de lana, seda e hilos de oro, que proveniente de la Catedral de San Salvador de Zaragoza, se expone actualmente en el Museo Arqueológico Nacional. Confeccionado en fecha anterior a 1515 por un taller de Bruselas, es uno de los tapices que el arzobispo don Alfonso de Aragón, hermano del rey Fernando el Católico, entregó a la Seo zaragozana. En la escena principal se representa a la Virgen con el Niño y a su izquierda un ángel arrodillado con un libro abierto en las manos que le presenta. La Virgen tiene a sus pies un cesto de costura. Tras el baldaquino que cobija a la Virgen y el Niño se desarrolla una detallada escena de caza y una construcción al fondo. Enmarca todo el campo central una orla con motivos vegetales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada