martes, 2 de febrero de 2016

Antonio Veián y Monteagudo (Francisco de Goya)


Francisco de Goya retrata en 1782 a D. Antonio Veián y Monteagudo por encargo de la Universidad Sertoriana de Huesca, para celebrar su ascenso como miembro del Supremo Consejo y Cámara de Castilla. Nacido en el seno de una ilustre familia de Tamarite de Litera en 1710, entre 1733 y 1748 impartió varias cátedras en la Universidad oscense; en 1749 fue nombrado Alcalde del Crimen de la Audiencia de Barcelona y Oidor de la misma en 1752 y Regente de la Audiencia de Asturias en 1766. Falleció en Madrid en 1784. La inscripción de la cartela al pie del cuadro da noticias de sus estudios y cargos que desempeñó.

El retrato es de cuerpo entero a tamaño natural, de pie y frontal. Veián viste toga negra, asomando golilla blanca en el cuello y vuelillos, también blancos, en los puños, posiblemente la indumentaria de su cargo como Consejero de la Cámara de Castilla. Co la mano izquierda recoge la toga a la altura de la cintura y con la derecha sostiene una carta de súplica con la firma del autor. En primer plano, a su derecha, hay una mesa-escritorio cubierta con un paño verde sobre la que reposan unos papeles y tinteros. A la izquierda, en segundo plano, un sillón tapizado del mismo color. Cubre el fondo del lienzo un cortinaje de gran tamaño y mismo tono verde con un paisaje en gamas azules y añiles a la izquierda del espectador. Tanto el rostro como la indumentaria reducen el trabajo expresivo de los mismos. Su mano diestra, la mesa y el paisaje muestran una mayor calidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada