martes, 9 de febrero de 2016

Tríptico del Caballero de Santiago (Anónimo)


El conocido como tríptico del Caballero de Santiago, actualmente en el Museo Arqueológico Nacional es una obra flamenca del segundo tercio del siglo XVI procedente de la capilla de la antigua universidad de Huesca. En sus tablas aparecen tres momentos de la Pasión de Cristo:  el Camino al Calvario, la Crucifixión y el Descendimiento. En la primera, Simón de Cirene ayuda a Cristo a soportar el peso de la cruz ante la mirada de la Virgen y San Juan. La tabla central desarrolla una completa composición con Cristo crucificado entre los dos ladrones; en la parte inferior la Virgen, desmayada, es asistida por las Santas mujeres, mientras San Juan avanza hacia el espectador a la par que vuelve el rostro hacia Cristo y la Magdalena se abraza a la cruz; casi en eje con la cruz aparece la calavera de Adán. En el ángulo inferior derecho se sitúa la figura del donante, un caballero con el manto de la orden de Santiago arrodillado, con las manos juntas en oración, y contemplando la cruz; tras él el arcángel Gabriel parece introducirlo en la escena. En el Descendimiento el autor se basa en una diagonal marcada por la escalera, y dadas la estrechez de la tabla solamente aparecen los personajes imprescindibles, Nicodemo y José de Arimatea bajando de la cruz el cuerpo de Cristo que es recibido en tierra por la Virgen y San Juan. En el reverso de las tablas encontramos los escudos, en parte perdidos y en parte retocados, del comitente, que hasta el momento no ha sido identificado.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada