miércoles, 13 de abril de 2016

Virgen con el Niño (Anónimo)


Procedente de la Iglesia de Santiago de Agüero se expone en el Museo de Huesca esta talla de la Virgen con el Niño fechada hacia finales del siglo XII. Como es habitual, se trata de una imagen sedente con las dos figuras situadas rígidas en situación frontal. Jesús mira al frente, mientras María mantiene baja la mirada.
Visten la indumentaria típica del románico. La Virgen lleva túnica solo visible en la parte inferior formando pliegues rectos verticales en la zona central y curvos horizontales en los laterales; sobretúnica de pliegues rectos verticales y orillos resaltados; y el manto abierto, formando un plegado oblicuo en los brazos para caer recto en los laterales, lleva ribetes resaltados y une las dos partes superiores mediante un broche cuadrado decorado con un motivo vegetal cuadrilobulado en el interior de otro enmarcado por pequeños puntos en las esquinas, motivo que se repite en la ornamentación de los ribetes del cuello. Se cubre con un velo que llega hasta medio brazo formando pliegues zigzagueantes. Ciñe su cabeza con una corona circular. Le falta la mano derecha y tiene la izquierda extendida sobre la misma pierna del Niño en actitud protectora. El trono donde se halla sentada la Virgen es liso, y va decorado en su frontal a base de bandas más o menos anchas en negro y gris, y  en los laterales con el barrado rojo y amarillo del Senyal Real de Aragón
El Niño está sentado sobre la pierna izquierda de María. Viste túnica con pliegues verticales rectos cuyo ribete en la zona del cuello parece ser el mismo motivo que lleva el manto de la Virgen, y sobretúnica, ribeteada en cuello y pecho con puntos. Alrededor de este luce una cadena. Sus pies están descalzos. Con su mano izquierda sujeta un libro y mantiene la derecha levantada en actitud de bendecir. Cubre su cabeza con una corona de florones.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada