martes, 31 de mayo de 2016

Paisaje nevado con patinadores y trampa para pájaros (Pieter Brueghel el Viejo)


De este cuadro, que Brueguel el Viejo pinta en 1565, y que se conserva en los Reales Museos de Bellas Artes de Bruselas, haría más tarde dos copias su hijo Pieter Brueghel el Joven, una de las cuales se puede ver en el Museo del Prado. El cuadro representa un amplio panorama con una aldea entre cuyas casas serpentea un canal helado salpicado por numerosos personajes patinando o jugando al colf (juego que tiene su origen en el siglo XIII y que causó furor en el XVII, hasta tal punto que los municipios tuvieron que dictar regulaciones que lo restringían a determinadas áreas fuera de la ciudad, y que finalmente quedó prohibido. Sobrevivió en Escocia, y desde allí volvió al continente en el XIX transformado en el golf actual). El papel predominante de la trampa para pájaros a los pies del árbol situado en primer plano y la presencia de los patinadores han llevado a algunos autores a interpretar esta escena como una alegoría moralizante sobre la fragilidad de la existencia humana, que está expuesta a peligrosas trampas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada