miércoles, 22 de noviembre de 2017

La tentación de Santa María Magdalena (Jacob Jordaens)


Esta pintura, de hacia 1620, ha sido interpretada como una alegoría de la juventud entre el vicio y la virtud. Sin embargo, es María Magdalena quien se arrepiente, recibiendo la ayuda de un ángel que le ayuda a resistir la tentación de la envidia, encarnada por una anciana y un personaje que maneja serpientes. La riqueza de la ejecución es parte de la tradición de los maestros flamencos. El brutal realismo de las figuras y los efectos de la luz recuerdan la tradición italiana del claroscuro.

domingo, 19 de noviembre de 2017

Tertulia del Café Pombo (José Gutiérrez Solana)


Gutiérrez Solana refleja en este cuadro una de las reuniones de intelectuales tan típicas en las tres primeras décadas del siglo XX. La acción se desarrolla en el Café Pomo, uno de los cafés típicos madrileños. Antes de ser propiedad del Museo Reina Sofia perteneció a Ramón Gómez de la Serna, quien está retratado como figura central. El resto de personajes corresponde a algunos intelectuales de la época: Manuel Abril, Tomás Borrás, José Bergamín, José Cabrero, Mauricio Bacarisse, Pedro Emilio Coll, Salvador Bartolozzi y el mismo José Gutiérrez Solana. Destaca la sobriedad de los retratados y los colores oscuros que utiliza, tan característicos de este pintor.


jueves, 16 de noviembre de 2017

Virgen de Piñana (Castillonroy -Huesca-)


Hacia el siglo XIII se data esta talla de la Virgen con el Niño que, procedente del actual despoblado de Piñana en el término municipal oscense de Castillonroy, forma parte de la exposición permanente del Museo Episcopal y Comarcal de Lérida. La Virgen aparece aquí literalmente representada como trono del Niño. Viste túnica y manto y se cubre la cabeza con un velo que deja ver parte de sus cabellos. Ha perdido ambas manos y la policromía se encuentra en regular estado de conservación. El Niño está tallado individualmente con unas dimensiones mayores que las habituales, llegando sus pies hasta el suelo. Este detalle hace que parezca que en lugar de sentado está erguido. Viste túnica roja con cinturón y bendice con la mano derecha mientras sujeta los Evangelios en la izquierda.