miércoles, 12 de julio de 2017

Laboratorio de La Galette (Santiago Rusiñol)


A Santiago Rusiñol hay que buscarlo más allá de la pintura: entre la literatura, la música y el coleccionismo y su labor de promotor de un movimiento de agitación cultural moderno, nacionalista y a la vez cosmopolita. En él hallamos la ambigua imagen del artista moderno que oscila entre su supuesta independencia ideológica, su neutralidad política y las críticas a una burguesía vulgar y prosaica en sus ideales, pero de la que depende económicamente. En París, convive con Enric Clarasó y Miquel Utrillo -poco después se les uniría Ramón Casas-. Es un pintor que comienza siendo realista, que pasa por el impresionismo de tonalidades frías y encuadramientos insólitos, de escenas muy a lo Degas como se observa en esta obra de 1890. (texto extraído de la web “ArteHistoria”)

domingo, 2 de julio de 2017

Pedro de Madrazo Kuntz (Luis de Madrazo)


Luis de Madrazo representó a Pedro de Madrazo y Kuntz de forma idéntica a los retratos de su padre y de su hermano Federico, sentado sosteniendo un libro y en actitud declamatoria; en la solapa luce la insignia de Caballero de la Legión de Honor francesa.