domingo, 2 de diciembre de 2012

Anciana dormitando (Nicolaes Maes)


Nicolaes Maes fue un pintor barroco de género y retratista, nacido en la ciudad holandesa de Dordrecht en 1634. Alrededor de 1648 marchó a Ámsterdam donde entró a trabajar en el taller de Rembrandt. Dos años después de su regreso a Dordrech comienza su mejor período, que se extenderá hasta 1665, durante el cual se dedicó al género doméstico en una escala menor, conservando en gran medida la magia de color aprendida con Rembrandt. Sus temas favoritos fueron mujeres hilando, leyendo la Biblia o preparando una comida. Hasta 1673 en que se trasladó a Ámsterdam, visitó e incluso vivió tres años, entre 1665 y 1667, en Amberes, donde se produjo un cambio completo en su estilo y temática. Se centra casi exclusivamente en los retratos y abandona la intimidad y las encendidas armonías de color de sus primeras obras por una descuidada elegancia que sugiere la influencia de Van Dyck. Tan radical fue este cambio que se llegó a pensar en la existencia de otro Maes. El 24 de noviembre de 1693 fue enterrado en Ámsterdam.


Este cuadro titulado “Anciana dormitando”, que actualmente se puede contemplar en los Museos Reales de Bellas Artes de Bélgica en Bruselas, fue pintado por Maes hacia 1655. Se trata de una escena de género que representa a una anciana que estaba leyendo la Biblia y se ha quedado dormida. Este tipo de escenas solían tener un mensaje moralizante, que en este caso es una advertencia sobre la fugacidad de la vida y que no conviene desatender las obligaciones, especialmente las espirituales. Es significativo que se haya quedado dormida leyendo el libro de Amós. También se le reprocha el abandono de sus tareas domésticas, como la costura que se representa en forma de trabajo de encaje de bolillos sobre la mesa. El reloj de arena que aparece en segundo término está relacionado con la idea del inexorable transcurrir del tiempo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada