miércoles, 18 de julio de 2018

Niñas en el mar (Joaquín Sorolla)


Sorolla pinta este óleo en el verano de 1909 durante una de sus estancias en la playa. Representa a dos niñas de espaldas, vestidas con sus correspondientes batas y con las manos entrelazadas, entrando en las aguas del mar, que destaca por lo intenso de su color azul.

jueves, 12 de julio de 2018

Tablas de las Santas Eulalia, Úrsula, Águeda y Lucía (Monasterio de Sijena)


En el Museo Diocesano y Comarcal de Lérida se exponen dos tablas procedentes del Monasterio oscense de Santa María de Sijena que representan, sobre un fondo esgrafiado dorado, a sendas parejas de santas mártires, que portan en una de las manos la palma símbolo del martirio y en la contraria el atributo que las identifica. La primera de ellas muestra a Santa Eulalia y a Santa Úrsula, que curiosamente lleva en la mano una nave en la mano en lugar de la fecha que suele ser su atributo habitual, mientras que Santa Eulalia sostiene una cruz. En la segunda tabla se representan a Santa Lucía y a Santa Águeda, ambas portando bandejas con sus atributos del martirio, la primera los ojos y la segunda los pechos. De autor y ubicación dentro del Monasterio desconocidos, se datan en el primer cuarto del siglo XVI, y en su realización destaca la idealización de los rostros y el aplomo de las figuras que las emparenta con modelos rafaelescos.






jueves, 28 de junio de 2018

La sopa boba (Leonardo Alenza y Nieto)


Este lienzo, pintado hacia 1826-1850, responde al tipo de escenas callejeras de los bajos fondos puestas de moda por el romanticismo madrileño, incidiendo especialmente en la realidad cruda y dramática de los más desfavorecidos, en un costumbrismo que pretende reflejar los aspectos más pintorescos teñidos de una crítica amarga, cuyas raíces hay que buscar en Francisco de Goya.
La escena se desarrolla a las puertas de un convento, con un monje que reparte el condumio de su caldero a numerosos pordioseros y tullidos que se arremolinan a su alrededor, observados en la distancia por una dama y un militar, junto a la tapia de la iglesia. El reparto de la "sopa boba" para pobres y mendigos a las puertas de los conventos urbanos fue práctica tradicional de las órdenes monásticas mendicantes desde la Edad Media hasta la Desamortización de Mendizábal, sustituidas luego, hasta la última posguerra, por los cuarteles militares. (texto extraído del catálogo en línea del Museo Lázaro Galdiano)

sábado, 23 de junio de 2018

Calvario (Pedro García de Benabarre)


Pedro García de Benabarre realizó esta pintura sobre tabla en la segunda mitad del siglo XV, como parte de un retablo para la ermita de San Miguel de la localidad oscense de Tamarite de Litera. Actualmente forma parte de la exposición permanente del Museo Diocesano de Lérida como parte de las obras pertenecientes a las parroquias de la Diócesis de Barbastro-Monzón pendientes de su retorno a su lugar de procedencia.
La tabla se ubicaría en el ático del retablo, y solo conserva parte del arco conopial y la crestería de madera dorada que la enmarcaban. Centra la composición la figura de Cristo crucificado, flanqueado por la Virgen María y San Juan Evangelista, ambos sentados. De la figura de Cristo llama la atención la estilización de su cuerpo herido, la humanidad que transmite su rostro y la delicadeza del paño de pureza que porta, casi transparente. En las figuras de la Virgen y San Juan destaca la calidad de la ejecución de sus ropajes, con amplios pliegues y vivo colorido, así como la expresividad de sus miradas. (texto extraído de la web Patrimonio Cultural de Aragón)



miércoles, 13 de junio de 2018

San Sebastián (Martín Bernat)

En el Museo Diocesano de Jaca se expone esta tabla gótica que representa a San Sebastián. Formó parte del retablo de San Sebastián de la iglesia bajo la misma advocación de la localidad zaragozana de Piedratajada. En 1975 fue robada del templo, y recuperada en 2013 por la Brigada de Patrimonio Histórico de la Policía después de que la Policía Judicial portuguesa la localizara y alertara de que iba a ser exportada al Reino Unido para una subasta.
Se trata de una pintura al óleo de 13,5 x 93 cm. Datada en el último tercio del siglo XV, y atribuida por Mª Carmen Lacarra a Martín Bernat, junto con el resto del retablo. Era la tabla central del retablo, a la que acompañaban en las calles laterales San Fabián y San Cristóbal, un Ecce Homo centraba el banco a cuyos lados se representaban cuatro escenas hagiográficas de San Sebastián: la prisión, el Santo ante el emperador, el martirio y el entierro. Remataba el retablo un Calvario en el ático. Las tablas de San Fabián y San Cristóbal se conservan en la iglesia de Piedratajada.