viernes, 20 de junio de 2014

María, reina de los cielos (Blasco de Grañén)


Realizada entre 1437-1439, esta tabla formaba parte del retablo mayor de la iglesia de Albalate del Arzobispo. La Virgen aparece entronizada rodeada de ángeles músicos con instrumentos de la época: flauta, laúd, órgano de mano, etc. El Niño está sentado en sus rodillas en actitud de bendecir con un globo en la mano izquierda que se corona con la bandera de San Jorge, asociada al blasón del rey de Aragón desde el siglo XIV. El carácter narrativo de Blasco de Grañén se pone de manifiesto en detalles como el amuleto de coral en rama que lleva al cuello, usado en la medicina popular contra la epilepsia y el mal de encías y dientes. El escudo heráldico que aparece en el centro de la parte inferior es de Dalmau de Mur y Cervelló, arzobispo de Zaragoza y donante de la obra. La abundancia de oro en ropas, nimbos y fondos, y especialmente en la corona de la Virgen, dotan a la obra de una gran riqueza.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada